Powered by Smartsupp

¿Es el aceite de CBD un antidepresivo natural?

La depresión es una enfermedad complicada que afecta aproximadamente a 300 millones de personas en todo el mundo. La depresión se manifiesta en una amplia gama de síntomas, desde tristeza y ansiedad hasta insomnio y falta de concentración, y puede ser difícil de reconocer y tratar adecuadamente. A medida que los pacientes buscan un tratamiento eficaz sin efectos secundarios, confían cada vez más en el aceite de CBD natural.

Los efectos del aceite de CBD y los síntomas de ansiedad o depresión

La investigación sobre los posibles beneficios del aceite de CBD aún está en curso, pero los resultados conocidos hasta ahora en el tratamiento y control de los síntomas depresivos son muy prometedores. Tenga en cuenta, sin embargo, que la información proporcionada en esta página es sólo para fines informativos y no debe ser considerada como consejo médico.


La eficacia del aceite de CBD para la depresión

La planta de cannabis contiene más de un centenar de cannabinoides, incluyendo el par universalmente conocido tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidiol (CBD). Estos cannabinoides afectan al sistema endocannabinoide del cuerpo humano y pueden inducir diversos efectos beneficiosos. Aunque el THC también tiene efectos terapéuticos, se asocia más comúnmente con los estados de embriaguez que la gente experimenta y asocia con el consumo de marihuana, como la percepción distorsionada del espacio y el tiempo o ataques incontrolables de risa. Las gotas de CBD no tienen estos efectos.

El aceite de CBD interactúa indirectamente con los receptores cannabinoides CB1 y CB2 en el cerebro y el sistema nervioso central de forma que ayuda al cuerpo a restablecer el equilibrio - alcanzando un estado de homeostasis. Si una persona sufre depresión, el aceite de CBD puede aportar algo de estabilidad a su estado de ánimo, aliviar la ansiedad, y ayudarla a dormir mejor.

Como se ha mencionado, la investigación sobre el uso del aceite de CBD para la depresión aún está en curso, pero las pruebas actualmente disponibles son alentadoras desde una perspectiva científica. Además de la depresión, el CBD puede tener efectos positivos en una serie de otros aspectos (estrés, insomnio, ansiedad, etc.) relacionados con la salud mental.

se encuentra el aceite de CBD entre los antidepresivos naturales

Aceite de CBD para mejorar el estado de ánimo

Las gotas de CBD tienen un potencial increíble para mejorar el estado de ánimo y aumentar la motivación. Desafortunadamente, la evidencia científica que respalda esta afirmación hasta el momento se basa únicamente en estudios en animales. La anandamida es un neurotransmisor responsable de los sentimientos de alegría, felicidad y motivación, comúnmente llamado la "molécula de la felicidad". El CBD actúa como inhibidor de la llamada recaptación de anandamida. Esto significa que el CBD aumenta la cantidad de anandamida disponible en el cerebro. El aumento de los niveles de anandamida puede reducir algunos de los síntomas de letargo, anhedonia (incapacidad para experimentar emociones y sentimientos positivos) y fatiga asociados a la depresión.

El CBD también inhibe la recaptación del neurotransmisor adenosina. Los receptores de adenosina desempeñan un papel en las manifestaciones de la ansiedad y la depresión. Si los niveles de adenosina en el cerebro son demasiado bajos, una persona puede experimentar ansiedad o síntomas depresivos. El aceite de CBD inhibe los receptores de adenosina A2A, lo que conduce a un aumento de la cantidad de este neurotransmisor en el cerebro, dando lugar a pensamientos claros y a un mejor estado de ánimo.

¿Qué ayuda para la ansiedad? Prueba el aceite de CBD

Las gotas de CBD activan el receptor de serotonina 5-HT1A, lo que aumenta los niveles de serotonina en el cerebro. Los niveles bajos de serotonina están asociados con la aparición tanto de depresión como de ansiedad. En la ansiedad, se suelen recetar inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) para aumentar la cantidad del neurotransmisor. El cannabidiol funciona de forma similar a los ISRS, pero no tiene los mismos efectos secundarios que los antidepresivos tradicionales.

El cannabidiol es un inhibidor de la recaptación de serotonina.

Varios estudios han demostrado la capacidad del aceite de CBD para reducir la ansiedad. Se realizó un pequeño estudio doble ciego en personas diagnosticadas con trastorno de ansiedad social generalizada para medir los efectos del CBD en sus dificultades. Tras la administración de CBD, los participantes en el estudio informaron de una reducción de la ansiedad. Se les sometió a escáneres cerebrales y éstos mostraron cambios en los patrones de flujo sanguíneo cerebral que se correlacionaban con menores niveles de ansiedad.

El aceite de CBD también ha demostrado beneficios potenciales para personas con trastorno de estrés postraumático (TEPT). El CBD activa indirectamente los receptores CB1 y CB2 y, como se ha indicado anteriormente, aumenta la cantidad de anandamida, la "molécula de la felicidad", disponible en el cerebro. Se ha demostrado que la activación de los receptores CB1 atenúa el comportamiento desencadenado por recuerdos adversos. Aumentar la cantidad de anandamida junto con disminuir la respuesta a los recuerdos traumáticos ofrece un gran potencial para quienes sufren trastorno de estrés postraumático. Además, una revisión exhaustiva de numerosos estudios de 2018 sobre la capacidad del CBD para reducir las reacciones relacionadas con el TEPT concluyó: "Los estudios en humanos y animales sugieren que el CBD puede ofrecer beneficios terapéuticos para los trastornos asociados con reacciones inapropiadas a recuerdos traumáticos."


Aceite para dormir CBD

Dormir es increíblemente importante para nuestro bienestar físico, mental y emocional. No sólo el insomnio puede ser causado por la propia depresión, sino que el insomnio también puede ser un efecto secundario de tomar antidepresivos. La falta de sueño puede empeorar los síntomas de la depresión. La cantidad adecuada de sueño puede hacer algo más que hacerle sentir descansado: puede ayudarle a sentirse bien. Dado que los aceites CBD pueden reducir la ansiedad, el estrés y las emociones asociadas a la depresión, también pueden ayudar a eliminar las barreras mentales que le impiden dormir bien.

En un estudio de 2019, los investigadores analizaron a 72 pacientes que sufrían ansiedad y/o trastornos del sueño para ver si el cannabidiol tendría algún efecto sobre ellos. Al final del estudio de tres meses, los pacientes tomaban CBD a diario y vieron una disminución del 79,2% en las puntuaciones de ansiedad y una mejora del 66,7% en las puntuaciones de sueño (aunque los efectos sobre el sueño no fueron consistentes). Abordar la ansiedad, esté o no relacionada con el sueño, es muy importante en el tratamiento de la depresión. El prometedor resultado adicional de la mejora de las puntuaciones de sueño confirma aún más que el aceite de CBD es un suplemento dietético potencial que se puede utilizar para lograr el mejor sueño posible.

El aceite de CBD es un suplemento dietético potencial que se puede utilizar para lograr el mejor sueño posible.

Además de estos beneficios, las gotas de CBD también pueden aliviar el dolor y la inflamación que pueden impedir a los pacientes conciliar y mantener el sueño. Un papel importante en la percepción del dolor lo desempeñan los receptores de glicina situados en el sistema nervioso central. En pacientes animales, se ha demostrado que el CBD reduce el dolor neuropático y la inflamación en el cuerpo. Así que si el dolor físico le impide conciliar el sueño y mantenerlo, las gotas de CBD pueden proporcionarle un alivio eficaz.


Beneficios de tomar aceite de CBD para la depresión

La fisiopatología exacta de la depresión es compleja y nuestros conocimientos sobre ella siguen evolucionando. Por esta razón, aún se está investigando por qué y cómo funcionan algunos antidepresivos. Se cree que el principal factor que contribuye a la depresión es un desequilibrio químico o neurotransmisor en el cerebro. La mayoría de los antidepresivos actúan aumentando la presencia de ciertos neurotransmisores que afectan al estado de ánimo y las emociones, como la serotonina y la noradrenalina, bloqueando la recaptación de estas sustancias químicas.

Los tipos más comunes de antidepresivos incluyen los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y los inhibidores de la recaptación de serotonina-norepinefrina (IRSN). Aunque estos fármacos pueden aliviar temporalmente los síntomas de la depresión, no pueden curar la enfermedad en sí. Estos tipos de medicamentos también pueden tener efectos secundarios, como:

  • incapacidad
  • insomnio
  • dolor de cabeza
  • boca seca
  • mareos
  • disminución del deseo sexual o disfunción sexual

Para algunas personas, especialmente los menores de 25 años, los antidepresivos pueden incluso desencadenar pensamientos y tendencias suicidas, normalmente con el primer uso o cambio de dosis. Además, si decides dejar de tomar antidepresivos del tipo ISRS e IRSN, puedes experimentar desagradables síntomas de abstinencia. En cambio, el aceite de CBD carece en gran medida de efectos secundarios y parece tener una eficacia similar a la de los ISRS e IRSN, pero de una forma más natural y suave.


Cómo usar el aceite de CBD para la depresión

Si ves que tu tratamiento para la depresión no funciona, tienes la opción de probar aceite de CBD. Pero asegúrate de consultar antes con tu médico, psicólogo y/o psiquiatra, ya que las gotas de CBD pueden interactuar con algunos medicamentos comunes, incluidos los antidepresivos.

Los tratamientos más eficaces para la depresión suelen constar de varias partes complementarias. El aceite de CBD podría complementar otros métodos que ya estés utilizando para tratar la depresión, como la terapia y el ejercicio. Necesitas trabajar estrechamente con profesionales médicos para crear un plan de tratamiento que se adapte mejor a tus necesidades. También puedes considerar la posibilidad de hablar con un experto en cannabis que tenga un conocimiento más amplio sobre el uso del CBD.

La idea de hablar con un experto en cannabis que tenga un conocimiento más amplio sobre el uso del CBD.

La idea de hablar con tu médico sobre tomar un extracto de cannabis puede resultar incómoda, pero si no eres abierto y honesto en tu planificación, no obtendrás las respuestas que buscas. A medida que aparecen más y más investigaciones, el estigma que rodea al cannabis medicinal y a los extractos de cannabis está desapareciendo rápidamente. Una vez que tu médico te haya dado el visto bueno para probar el aceite CBD para la depresión, sólo tendrás que decidir cómo quieres consumirlo. Hay varias opciones diferentes, incluyendo tomar aceite de CBD, tintura, nutrientes (como gummies de CBD), cápsulas, o a través de vaporización.

No mucha gente se siente cómoda con las gotas de CBD por su facilidad y comodidad de uso. Este método también es discreto, los efectos aparecen rápidamente y los aceites son portátiles, por lo que se pueden tomar fácilmente a lo largo del día si es necesario. Del mismo modo, el rápido alivio y la facilidad de uso de los vaporizadores los hacen geniales. Las Cápsulas pueden tomarse de dos a tres veces al día y pueden incorporarse fácilmente a tu día habitual. Tienes que experimentar con diferentes métodos de administración y decidir cuál se adapta mejor a tu estilo de vida y necesidades.


Dosificación del aceite de CBD para la depresión

Al igual que no hay dos personas que experimenten la depresión de la misma manera, no hay dos cuerpos diferentes que respondan al aceite de CBD exactamente igual. Por esta razón, no existe una dosis universal de aceite de CBD para tratar la depresión. Lo mejor es empezar con la dosis recomendada en el producto. Si no encuentra una dosis inicial, nuestra recomendación, basada en un análisis de cientos de productos de CBD, puede ayudarle: la dosis estándar de aceite de CBD es de 25 mg de CBD tomados dos veces al día. Si esta cantidad no te da los resultados que deseas, te recomendamos aumentar la dosis en 25 mg cada 3-4 semanas hasta que sientas alivio.

Foto: Shutterstock

"Toda la información proporcionada en este sitio web, así como la información proporcionada a través de este sitio web, es sólo para fines educativos. Ninguna de la información aquí contenida pretende sustituir el diagnóstico médico y dicha información no debe considerarse consejo médico ni tratamiento recomendado. Este sitio web no promueve, avala ni defiende el uso lícito o ilícito de estupefacientes o sustancias psicotrópicas ni la comisión de ninguna otra actividad ilegal." Para más información, consulte Descargo de responsabilidad.