Powered by Smartsupp

El misterioso efecto séquito: cómo afecta a los efectos del CBD

La planta de cannabis contiene más de 1.400 sustancias químicas únicas. Los científicos han identificado más de 100 cannabinoides, 200 terpenos, muchos flavonoides y varios compuestos fenólicos. Muchos de estos compuestos tienen efectos en el cuerpo humano, y algunos pueden ser fundamentalmente beneficiosos, como el CBD. Varios estudios sugieren que no sólo los cannabinoides, sino también otras sustancias del cannabis interactúan de forma natural entre sí. Desarrollan mutuamente su potencial y refuerzan sus efectos. Esta teoría de la cooperación sinérgica se denomina efecto séquito. Cómo funciona exactamente?

El fenómeno en el que varias sustancias actúan conjuntamente para producir un efecto que no podrían lograr por sí solas se conoce como efecto séquito. Dicho efecto de compañía es, por tanto, más que la suma neta de los efectos que las sustancias pueden tener individualmente. Es la interacción de los compuestos lo que potencia el efecto resultante. Más concretamente, cuando las sustancias actúan en sinergia (de forma interdependiente), el efecto de un compuesto puede ser más pronunciado mientras que el efecto de otro puede verse debilitado.

Un compuesto, por ejemplo, una sustancia, puede ser más eficaz que otra.

Un compuesto, por ejemplo CBD, puede volverse más eficaz cuando se combina con otro (por ejemplo THC). Pero lo contrario también es cierto: una sustancia puede debilitar algunos de los efectos de otra. Por ejemplo, se habla de que el CBD puede contrarrestar algunos de los efectos secundarios no deseados del THC, como los fallos de memoria o la ansiedad. A veces, incluso, un compuesto inactivo puede volverse activo cuando se combina con otros compuestos.

El efecto séquito es esencialmente el efecto combinado de compuestos que actúan en sinergia. Se cree que surge de las interacciones entre los cannabinoides individuales, así como entre los cannabinoides y los terpenos.

La analogía de un pianista tocando el piano sirve bien para ilustrar esto. Mientras que la música tocada sólo por un pianista puede ser hermosa por sí sola, cuando la acompaña un cantante, la música adquiere una nueva dimensión. Aunque, si el cantante es malo y canta demasiado alto, probablemente el pianista tocaría mejor solo. Así que el efecto del acompañamiento no se traduce automáticamente en una mejor experiencia. Pero creo que todos podemos estar de acuerdo en que escuchar a una orquesta profesional tocando a ritmo acompañada por un coro o un cantante profesional constituye una experiencia musical perfecta.

Cómo funciona la interacción entre el CBD y el THC

Del gran grupo de cannabinoides vegetales que se encuentran en el cannabis, el cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannabinol (THC) son sin duda no sólo los más populares, sino también los mejor estudiados. Estos, al igual que otros cannabinoides, interactúan cuando se utilizan con el sistema endocannabinoide de nuestro cuerpo, que es responsable de muchos procesos corporales importantes, especialmente del mantenimiento del equilibrio interno.

Su capacidad para producir energía a partir de los cannabinoides es fundamental para la salud.

Es su capacidad para unirse a los receptores endocannabinoides en el cerebro y en todo el sistema nervioso central lo que da lugar a los posibles efectos terapéuticos no sólo del CBD y el THC, sino también de otros compuestos cannabinoides. Pero, ¿cómo es cuando los cannabinoides trabajan juntos?

El sistema endocannabinoide humano está diseñado para acoplarse con los cannabinoides endógenos producidos por el cuerpo. Sin embargo, los compuestos contenidos en el cannabis pueden unirse a estos receptores con la misma eficacia. Varios estudios sugieren que tomar CBD y THC juntos, además de otros compuestos orgánicos (terpenos y terpenoides) del cannabis, es más eficaz que tomar CBD o THC solos. Los terpenos son aceites esenciales con un olor y sabor característicos. Así, la teoría del efecto estimulante, promovida por muchos, sostiene que las propiedades de los productos individuales de cannabis a menudo están determinadas por la concentración relativa de terpenos específicos y su combinación con cannabinoides y otras sustancias.

El efecto estimulante es un efecto que se produce cuando el cannabis tiene un olor y un sabor característicos.

Todos los productos de CBD del llamado extracto de espectro completo aprovechan esta mezcla mágica de sustancias, que probablemente actúen de forma sinérgica. Esto incluye tanto aceites de CBD de cáñamo como de coco de Hemnia. Contienen todo el espectro de sustancias que se encuentran de forma natural en el cáñamo: además del CBD, hay otros cannabinoides - CBG (cannabigerol), CBN (cannabinol), CBC (cannabicromeno), THCA (ácido tetrahidrocannabinólico) y la cantidad legalmente permitida de THC (tetrahidrocannabinol - siempre hasta el 0,3 %), así como una mezcla de terpenos naturales.

Aceites de cáñamo y coco.

Muchas personas que trabajan estrechamente con el cannabis creen que el efecto estímulo puede potenciar enormemente la utilidad terapéutica tanto del CBD como del THC, ya sea amplificando sus efectos conocidos o ampliando sus usos terapéuticos potenciales.

¿De dónde viene el efecto acompañante?

La teoría del efecto séquito fue formulada por primera vez en 1998 por Raphael Mechoulam, químico de la Universidad Hebrea de Jerusalén - un innovador y pionero líder en la investigación del cannabis. Mechoulam y sus colegas estudiaron la molécula 2-araquidonoilglicerol (2-AG), que se une a los receptores cannabinoides CB1 y CB2 de nuestro organismo. Demostraron que en el bazo, el cerebro y los intestinos de los ratones, el 2-AG suele encontrarse junto con otros dos compuestos (2-linoleoilglicerol y 2-palmitoilglicerol). Aunque estas dos moléculas por sí solas no lograron unirse a CB1 y CB2, mejoraron la capacidad del 2-AG para unirse a los receptores y potenciaron algunos efectos -como el alivio del dolor- en los animales.

La teoría del efecto séquito plantea que los compuestos del cannabis afectan a una amplia gama de procesos del organismo y, lo que es más importante, que funcionan mejor juntos que aislados. Ethan Russo, neurocientífico y ex director de investigación y desarrollo del Instituto Internacional de Cannabis y Cannabinoides de Praga, ha tomado este concepto y lo ha ampliado a otras sustancias químicas del cannabis. Tal vez nadie en este campo se haya esforzado más por demostrar la existencia de un efecto aditivo que Russo, que ha dedicado décadas de trabajo científico y una búsqueda en la literatura científica en un esfuerzo por encontrar rastros del mismo.

El efecto aditivo del cannabis es una de las principales causas de la adicción al cannabis.

Cuando Mechoulam publicó su trabajo, Russo se dio cuenta de que sus resultados podían apoyar su idea de que el THC no era el único componente del cannabis con potenciales usos farmacológicos. Durante décadas, había oído anécdotas sobre cepas de cannabis que afectaban a las personas de diferentes maneras: una podía ser buena para aliviar el dolor, mientras que otra podía mejorar el sueño. Russo planteó la tesis de que el cannabis contenía compuestos distintos del THC que podían explicar estas diferencias. Tras informarse sobre los terpenos, conocidos como aceites esenciales, que pueden extraerse de las plantas (como la lavanda y la menta) y que supuestamente tienen efectos medicinales, planteó la hipótesis de que estos compuestos podrían potenciar los efectos del THC.

Russo también planteó la afirmación de que el CBD podría actuar potenciando los efectos terapéuticos del THC. Como prueba, cita un estudio clínico de 2010 sobre el analgésico Sativex, que contenía una mezcla bastante equilibrada de THC y CBD extraídos del cannabis. El Sativex se utiliza para tratar el dolor neuropático en personas con esclerosis múltiple. El fármaco fue desarrollado por GW Pharmaceuticals, una empresa británica para la que Russo trabajó como asesor médico jefe entre 2003 y 14.

El estudio controlado involucró a 177 personas que sufrían dolor por cáncer y comparó tres enfoques: a un grupo de participantes se le administró un placebo, a otro un fármaco con alto contenido en THC y a un tercer grupo Sativex. Se pidió a los participantes que evaluaran el nivel de dolor que sufrían durante las dos semanas que duró el estudio y al final que confirmaran en qué medida se había reducido su dolor, si es que se había reducido. Se consideró clínicamente significativa una reducción del dolor igual o superior al 30%. Cerca del 40% de los tratados con Sativex declararon casi un tercio menos de dolor, casi el doble que los que recibieron placebo o THC solo. Esta diferencia se observó a pesar de que el contenido de THC de cada producto era el mismo, lo que sólo podría significar que el CBD potenció de algún modo el efecto analgésico del THC.

Más estudios recientes y sus conclusiones

El estudio de 2019, mencionado en el artículo de S. Ratliff en la web Cannabis tech, probó seis terpenos comunes solos y en combinación. Los investigadores descubrieron que los efectos del THC sobre los receptores cannabinoides CB1 y CB2 no se veían alterados por la adición de los terpenos. Sin embargo, esto no significa que el efecto del acompañamiento no exista. Bien podría ser que los terpenos estuvieran interactuando con el THC en otra parte del cerebro o del cuerpo, o de una forma diferente a la que se centró este estudio.

El efecto de los terpenos sobre los receptores de cannabinoides CB1 y CB2 es muy similar al del THC.

Un metaanálisis de 2018 que Russo cita en apoyo de la existencia de un efecto aditivo reveló que, al intentar reducir la incidencia de convulsiones en pacientes con epilepsia, los extractos puros de CBD (aislados) resultaron ser mucho menos eficaces que aquellos extractos que contenían una mezcla de cannabinoides que incluía terpenos (extractos de espectro amplio o completo). En la investigación participaron 670 personas con epilepsia resistente al tratamiento a las que se administraron aislados de CBD o sólo extractos de cáñamo ricos en CBD que contenían un espectro más amplio de sustancias (contenidas en el cannabis). En un 71%, los que tomaron estos extractos declararon experimentar convulsiones con menos frecuencia. Este porcentaje fue sólo del 46% entre los que recibieron el aislado de CBD. Sin embargo, los que experimentaron al menos una reducción del 50% en la frecuencia de las convulsiones estaban representados por igual en ambos grupos.

No nos olvidemos de los terpenos

Russo ha reunido pruebas que sugieren que los terpenos y terpenoides (compuestos aromáticos) tienen la potencial para aliviar la psicosis, así como los problemas de memoria que puede desencadenar el consumo de altas dosis de THC. Y estos compuestos también podrían potenciar las propiedades más positivas del THC. Los estudios sugieren que el terpeno mirceno puede mejorar el sueño en personas con dolor crónico y que el limoneno puede ayudar a aliviar la ansiedad. Russo es, por tanto, partidario de la idea de que el uso de terpenos junto al CBD y el THC ofrece la oportunidad de "ajustar" más eficazmente los medicamentos para adaptarlos a las necesidades individuales de los pacientes.

Por ejemplo, como escribe Adie Wilson-Poe, neurocientífico del Legacy Research Institute y director de Smart Cannabis, con sede en Portland (Oregón), se ha demostrado que algunos terpenos tienen propiedades antioxidantes y analgésicas. Sin embargo, admite que ninguna investigación se ha centrado aún en encontrar combinaciones adecuadas de moléculas para los diferentes síntomas de la enfermedad.

Necesitamos más investigación

Como la mayoría de lo que sabemos hasta ahora sobre el potencial terapéutico del cannabis, el efecto séquito sigue siendo una teoría relativamente bien fundamentada. Sin embargo, no todas las investigaciones han encontrado pruebas sólidas que la respalden. Tanto los defensores como los escépticos coinciden en que se necesita más investigación, incluidos ensayos clínicos a doble ciego, para confirmar con absoluta certeza que el efecto séquito existe. Y si lo hace, aún nos queda por comprender exactamente cómo funciona.

Aunque ese día aún no ha llegado, nuevas investigaciones están aportando pruebas bastante convincentes. Más allá de eso, existe de hecho una gran cantidad de pruebas anecdóticas - de usuarios cuyas experiencias con el cannabis medicinal varían en función de la composición química de los productos que han consumido. Así pues, el debate a menudo adopta la forma de una batalla entre el método científico y las experiencias personales de los usuarios.

Creemos firmemente que los ingredientes activos del cannabis pueden efectivamente trabajar juntos para producir efectos beneficiosos. Puede que simplemente esté ocurriendo de una forma difícil de determinar con los métodos actuales. El tiempo lo dirá.

Foto: Shutterstock

Descargo de responsabilidad:
"Toda la información contenida en este sitio web, así como la información proporcionada a través de este sitio web, es sólo para fines educativos. Ninguna de la información aquí contenida pretende sustituir el diagnóstico médico y dicha información no debe considerarse consejo médico ni tratamiento recomendado. Este sitio web no promueve, avala ni defiende el uso legal o ilegal de estupefacientes o sustancias psicotrópicas ni la comisión de ninguna otra actividad ilegal. Por favor, consulte nuestro Descargo de responsabilidad para más información."

hemnia.com/cz Reviews with ekomi.cz