Powered by Smartsupp

5 razones por las que el CBD podría no funcionarte

El cannabidiol está viviendo un momento de gloria y parece que puede con casi todo, pero no es una solución para todo el mundo. Hay una serie de excepciones en las que no funciona y sus efectos son nulos. Aquí tienes 5 de las razones más comunes por las que puede que no obtengas los efectos deseados al tomar CBD.

1 - Cuidado con los productos de baja calidad

La popularidad del CBD está creciendo, es común encontrarlo en tiendas online y en tiendas físicas. El problema es que no todos los productos tienen la calidad requerida. Guiarse por el precio puede no resultar rentable. No todo lo que es caro es automáticamente de alta calidad. Por lo tanto, a la hora de elegir, merece la pena fijarse en los análisis disponibles, las pruebas de laboratorio y las certificaciones o reseñas de usuarios. 

Recientemente, los expertos analizaron 84 muestras de CBD de distintos fabricantes, y sólo 31 de ellas (menos del 37 %) contenían la cantidad anunciada de cannabidiol.

El negocio del cannabis es uno de los más progresistas y muchos fabricantes se aprovechan de ello en sus productos. Se suben a la ola de la popularidad, el énfasis en la calidad pasa a un segundo plano y el precio sigue siendo alto. Es posible que no encuentres un producto de CBD que te convenza a la primera, así que en el "peor de los casos" tendrás que cambiar entre varias marcas, concentraciones y formas.

2 - La dosis "justa

El CBD no tiene una dosis exacta. Cada usuario tiene que averiguar por sí mismo cómo le afecta el cannabidiol. Sin embargo, no está exento de efectos secundarios (somnolencia, fatiga, náuseas), por lo que se debe empezar con una dosis más baja y aumentarla gradualmente si es necesario. Depende de tu peso, de los problemas asociados y de lo que quieras afectar con el CBD (ansiedad, dolor, inflamación, sueño, problemas de piel y un largo etcétera).

El consumo prolongado de CBD no debería dañar tu cuerpo, pero sí aumenta la probabilidad de que desarrolles una tolerancia al CBD. Ocurre lo mismo que con los medicamentos recetados. El cuerpo se insensibiliza al cannabidiol y puede que los efectos no sean tan fuertes como al principio. Pero deja de tomarlo durante unos días y sigue con dosis más bajas.

3 - Falta de tiempo

El CBD no es una cura y de todas formas no funciona así. Cuando se administra por vía sublingual, entra en el torrente sanguíneo en cuestión de minutos y empieza a actuar, pero es más probable que los efectos y cambios reales y notables se vean después de unas semanas o incluso meses de consumo regular.

El efecto del cannabidiol en el cuerpo humano sólo será totalmente evidente una vez que el cuerpo se haya acostumbrado a la nueva sustancia y haya permitido que afecte a procesos, funciones y órganos individuales. Te recomendamos que lleves un diario donde anotes los pequeños cambios y las dosis de CBD que tomas cada día. No verás la diferencia a los tres días, puede que sólo la veas después de un periodo de tiempo más largo (idealmente dos o tres meses), pero las anotaciones en tu diario te ayudarán a ver hasta qué punto te ha afectado el cannabidiol. Podría ser un aumento del sueño y del apetito, una reducción del dolor que limitaba tu vida diaria, manifestaciones de inflamación y enfermedades autoinmunes, o estados de ansiedad. No tiene sentido aumentar significativamente la dosis diaria o cambiar de producto, fabricante o forma de CBD durante el periodo de seguimiento. Los resultados estarían entonces sesgados y no reflejarían la verdadera condición.

4 - Mala selección

Los productos de CBD se han disparado literalmente en los últimos años. Cada vez aparecen más, que se suman a la ya abundante oferta. Además de tópicos, aceites, cápsulas, caramelos, flores, cristales o parches, también están apareciendo cafés de CBD, sales de baño o geles lubricantes.

Se puede tomar CBD de muchas formas, pero no todas tienen por qué convenirte. Esto tiene que ver con la biodisponibilidad. Mientras que las gominolas de CBD tienen que pasar por el tracto digestivo y la cantidad de cannabidiol que se absorbe es relativamente pequeña, con las gotas de CBD administradas bajo la lengua, todo el proceso (absorción e inicio de los efectos) es mucho más rápido y fuerte. Sin embargo, también hay que tener en cuenta qué tipo de alivio se busca. Los tópicos no alivian la ansiedad, y las cápsulas tardan en aliviar la tensión muscular.

5 - No existe una cura universal

El hecho de que el CBD esté en auge y la investigación esté descubriendo poco a poco más y más efectos posibles, no significa que sea un remedio universal para una variedad de dolencias de salud. Según los psiquiatras estadounidenses, aproximadamente una quinta parte de las personas sufre una mutación genética en la que el cuerpo humano produce más endocannabinoides. Esto provoca una menor sensibilidad al CBD y no notarás ninguna diferencia al tomarlo.

El cannabidiol no es un producto único y afecta a cada persona de forma diferente. No existe un patrón que determine cómo puede comportarse el CBD en el cuerpo, a qué puede afectar y qué efectos secundarios puede causar.

En pocas palabras:

  1. Hemnia no quiere ni puede sustituir la atención experta de su médico.
  2. Los productos de Hemnia no son drogas (también conocidas como medicamentos), así que por favor no los trates como tales.
  3. Hemnia ofrece productos de cannabis, pero no busque sustancias narcóticas o psicotrópicas. No las ofrecemos ni recomendamos.

 Haga clic aquí para leer el texto completo del descargo de responsabilidad.